¿Por qué sudo tanto y otros tan poco?

No Comments
sudor

Aunque no haga calor, sudas a mares. Cuando vas al gimnasio, se forman charcos de sudor debajo de ti, mientras los demás siguen como si nada.  Y ni hablar de esas axilas mojadas que tanta vergüenza dan. ¿Cuál es la causa? ¿Por qué tienes siempre que sudar más que el resto?

Aunque pienses que hay algo mal en tu cuerpo, la sudoración excesiva les ocurre a muchas personas, y no siempre se trata de algún “defecto” de nacimiento. Veamos cuáles pueden ser las causas.

 

3 causas comunes de la sudoración excesiva

Una alimentación inadecuada

Si acostumbras comer en abundancia, y te gusta comida chatarra, llena de picante o grasa, es natural que tengas problemas de sudoración. También ocurre con el consumo de alcohol o si tomas muchas tazas de café al día.

Por eso, trata de comer menos y más saludable. Reduce la cantidad de picantes, grasas y azúcares en tus comidas. En cuanto al café, puedes alternarlo con té verde y otras bebidas sin cafeína.  Y trata de beber alcohol lo menos posible.

Factores emocionales

Todo el mundo sabe que las manos sudan cuando nos ponemos nerviosos. Lo mismo ocurre con el resto del cuerpo. La ansiedad y el estrés son causas comprobadas del exceso de sudoración. Lo peor de todo es que el temor a sudar durante una situación estresante aumenta el estrés y, por tanto, hace que sudemos todavía más.

Si es tu caso, aprende a relajarte. Para ello existen disciplinas como la meditación, yoga, técnicas de control de ansiedad, entre otras.

Deshidratación

Aunque parezca ilógico, cuando estamos deshidratados, el cuerpo suda más, pero la explicación es sencilla. Frente al déficit de líquido, la temperatura corporal aumenta y el organismo trata de equilibrarla mediante la transpiración. Así que trata de tomar la suficiente agua: al menos dos litros diarios.

Otros factores…

Por supuesto, no podemos olvidar que a veces tu cuerpo sí es el responsable del exceso de sudor. El sobrepeso, la obesidad y los genes influyen mucho en este aspecto. Pero, si nunca antes habías tenido problemas con el sudor, puede que hayas desarrollado una enfermedad llamada hiperhidrosis. En ese caso, debes acudir al médico.

Categories: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *